Cómo cuidar de tu joyería

 

Cada una de las piezas de joyería que poseemos es muy especial para cada una de nosotras; porque nos lo regaló una persona querida, porque lo recibimos en una fecha especial, porque cuando la compramos significó algo en ese momento que la adquirimos, porque nos encanta el material, porque conjuga perfectamente con nuestra vestimenta, etc.

Por todas esas razones y mucho más hemos elaborado esta sección que consideramos muy importante, para que cuides de la mejor forma tu joyería. ¡Empecemos!

Unique by Jackie utiliza materiales diversos en su joyería, por lo tanto, hay piezas que debes de cuidar de forma diferente. Pero, debes de estar consciente, ante todo, que todo se desgasta y en algún momento habrá que reparar, cambiar, rediseñar o sustituir, porque nada en la vida es permanente. Ni el oro, ni la plata; estos también se desgastan, pierden su brillo, se rayan, se rompen; al fin, se deterioran.

 

 

 

Mantenimiento de los Brazaletes o pulseras.

Se elaboran con diferentes materiales: elásticos, hilos de seda, hilos de macramé, hilos especiales, con broche, sin broche, con nudos, etc. Cada material tiene su durabilidad y este cambia mucho según el uso que le des a la pieza, en frecuencia y forma.

No hay un tiempo estimado, pero si hay una forma de saber si tu pieza necesita mantenimiento y es, “examinándola”.

Entonces: Toma tu brazalete hecho con elástico, y cuidadosamente estira poco a poco, si ves que vuelve a su lugar el elástico está en perfectas condiciones; todavía puedes seguirlo usando normalmente. Pero, si notas espacios entre las cuentas, si lo sientes flojo, si lo notas que se ha estirado desde el broche (para los que tienen broche) y sientes que se te mueve en tu muñeca más de lo que lo hacía antes, te llega más lejos de donde te quedaba inicialmente, si los hilos se empiezan a deshilar... es hora de reemplazar los materiales.

Si tu brazalete está hecho de piedras un poco pesadas e hilado con elástico no lo guardes colgado pues la fuerza de gravedad actuará sobre él y lo estirará en muy poco tiempo. Guárdalo sobre una superficie plana.

Es válido aclarar que todas las piedras semipreciosas son sensibles a los golpes, así que cuida de no golpear tu pieza pues se puede astillar o quebrar depende de que tan grande sea el golpe.

Hay una piedra que a Unique by Jackie le encanta trabajar, es el cuarzo fracturado, que pasa por un proceso de calor que quiebra la parte interna de la piedra. Esta requiere mucho más cuidado que las otras, pero es bellísima. Por favor toma nota, lo puedes ver en el documento Piedras o Cristales dentro de esta misma sección.

 

 

 

Mantenimiento de los Collares de piedras semipreciosas y alambre (Dorado o plateado).

A Unique by Jackie le encanta trabajar con piedras semipreciosas, la mayoría lo son. Pero es importante aclarar que la única piedra preciosa con la que trabaja por ahora, es la Amatista.

Todas las piedras semipreciosas y preciosas son una joya individualmente, ahora no digamos un collar hecho con varias de ellas y otros materiales que le agregan valor.

Para este tipo de collares, te recomendamos lo siguiente:

Cuando lo lleves puesto ten cuidado de no golpearlo, pues a veces las distintas durezas de las piedras no aguantan un golpe fuerte.

No lo dejes encima de superficies desde donde el collar pueda resbalar.

No lo mojes.

Crea un pequeño joyero hecho de una caja de tamaño mediano o tan grande para que quepan todos tus collares; y guárdalos en bolsitas plásticas de meriendas (snack) o sándwiches de las que tienen zipper. Eso impedirá que la humedad y el polvo se adhieran a la superficie cuando no los usas; lo que pasará si los dejas colgados, por ejemplo.

Cuando lo termines de usar, límpialo con un pañito medio húmedo (no mojado) para quitar el polvo y la grasa, espera que seque y guárdalo de la forma explicada anteriormente. NO uses ninguna sustancia abrasiva eso quitará el esmalte o baño que lleva el alambre.

Mantén alejado de ellos el sudor y la sal.

 

 

 

Joyería con piezas de Plata.

La plata es uno de los materiales más duraderos y que puede limpiarse fácilmente. La puedes limpiar con pasta de dientes, pero también hay un producto muy bueno que sirve para eso y muy fácil de hacerlo se llama: Wright´s Silver Cream, y puedes encontrarla en los estantes de las ferreterías locales en el país. Usa un cepillito fino y un paño para secarla bien después de aplicado el producto y listo.

 

 

 

Joyería con piezas de chapa o baño de oro.

Las técnicas de baño de oro son diferentes métodos empleados para depositar una capa delgada de oro sobre la superficie de otro metal, casi siempre cobre, plata, níquel o latón; mediante procesos químicos o electroquímicos.

Estos componentes se pueden limpiar sólo con un pañito seco o con uno húmedo con poquito de jabón neutro (shampoo de bebé) si está muy sucio. No los limpies con sustancias abrasivas porque si lo haces quitarás inmediatamente el baño que posee la pieza.

 

 

 

Joyería con oro laminado.

El oro laminado es una pieza hecha a partir de una base como el latón, cobre y hasta plástico. Que es recubierta con varias capas de oro de distintos quilates (esto puede variar dependiendo al fabricante 12k ,14k, 18k, 22k, y 24k.) La cantidad de capas también pueden variar al fabricante de 3 a 6 capas. Estás piezas son mucho más caras que las enchapadas o bañadas en oro.

Estas piezas son más durables que el enchape o baño de oro, pero siempre requieren mucho cuidado.

Las puedes limpiar con agua y un jabón neutro (Shampoo de bebé); póntelas por lo menos 10 minutos después de haberte puesto perfumes, cremas o sprays; no hagas deportes ni te metas a la piscina o mar con ellos.

  

 

 

Tus Joyas con perlas.

Existen una gran variedad de perlas y su brillo nacarado es su mayor belleza. Una vez la perla se vuelve mate se dice que muere, porque el brillo nunca más lo podrás restablecer y se empezará a quebrar y a deshojar. Para cuidarles haz lo siguiente:

No te bañes en ninguna parte con ella.

Evita el sudor y la sal.

Guárdales separadamente de tu joyería de metal. Pues las perlas son blandas y se pueden rayar fuertemente si las guardas con metales o cosas más duras que ellas.

Evita el contacto directo con maquillaje, lacas, perfumes, alcoholes, cosméticos, etc.

Límpiales después que las uses, los residuos naturales de nuestro cuerpo se adhieren a ellas con el uso. Puedes hacerlo con un paño seco y si está muy sucia con un paño húmedo. También las puedes lavarla con agua, un cepillo suave y jabón con un PH 7 o shampoo de bebé.

Si permanecen largos períodos de tiempo guardadas será necesario que las saques y les des un baño de agua o les frotes con una gamuza humedecida, al menos una vez al año.

Guárdales en lugares frescos lejos del calor pues éste es uno de sus enemigos más grandes y dentro de una bolsa de seda o gamuza, pues es necesario que ellas respiren, no les guardes en plástico.

También es necesario que observes el hilo de seda con que sea han unido las piezas, si lo ves sucio no trates de limpiarlo, si observas mucho más espacio del necesario entre cada una de las perlas es mejor que contactes a Unique by Jackie para que te la repare antes que se reviente y pierdas una de las perlas.

 

Esperamos te hayan servido estas instrucciones para el cuido de tu joyería. Si te gustó esta sección, déjanos un comentario.

 

 


Comparar 0

No products

To be determined Shipping
$0.00 Tax
$0.00 Total

Confirmar